jueves, 14 de octubre de 2010

PRINCIPIOS DERECHOS Y DEBERES CONSTITUCIONALES






PRINCIPIOS DERECHOS Y DEBERES CONSTITUCIONALES

Como lo establece nuestra constitución política colombiana en el titulo 1 articulo 1. Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, y con autonomía de todas sus entidades territoriales; Es democrática, participativa y pluralista, con fundamentos en el respeto de la dignidad humana y en la solidaridad de las personas que la integran y en que prevalezca un interés general. Podemos decir que los miembros de la asamblea nacional constituyente soñaban mientras redactaban el texto constitucional, con una Colombia organizada, con autonomía, basada en el respeto mutuo entre sociedad y Estado. Lo que no hemos podido cambiar son las malas costumbres políticas de nuestros gobernantes que actúan con base en su interés personal sin importarles el interés colectivo. En la actualidad los derechos de todos los ciudadanos son vulnerados por el propio estado que actúa en pro de un grupo selecto de familias y de elites enquistadas en cargos públicos y adueñándose de la contratación estatal como si este fuera una herencia de sus ancestros. Los deberes del ciudadano corriente si son vigilados todos los días y a toda hora, mientras tanto a quienes hacen parte de los “sectores políticos privilegiados” violan estas reglas o normas, obvian las leyes, se gastan nuestros recursos públicos, permiten que violen nuestra soberanía por parte de los extranjeros que roban nuestros recursos, imponen todas las reglas tributarias y violan los derechos humanos con la benevolencia del gobierno en turno. Colombia tendrá que padecer aun muchos años de sufrimiento, para que el 90% de colombianos derrotemos en todos los ámbitos todas las fuerzas malas que promueven el hambre y la miseria, que es la base de todas las guerras.

Al día de hoy todos los campesinos que son propietarios o arrendatarios de pequeñas fincas o parcelas los tienen totalmente desprotegidos el Estado, no tienen créditos en ningún banco, no cuentan con ninguna protección para su cosecha que les de seguridad para su inversión. Por esto es que vemos las ciudades llenas de desplazados, que huyendo de la confrontación gobierno, guerrilla, y paramilitarismo, cada día crecen y azotan a la gente de bien de todas las ciudades. Por eso podemos concluir que el desempleo y falta de oportunidades son las dos grandes falencias que se contraponen al preámbulo de nuestra carta magna.

Por: Germán Iriarte Barrios

IV SEMESTRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada