viernes, 1 de octubre de 2010

HASTA EN LOS PERIODICOS VIOLAN LOS DERECHOS FUNDAMENTALES

Estamos frente a un fenómeno de carácter amarillista en donde el derecho a la reserva a la honra y a la dignidad humana se ha visto vulnerada mediante publicaciones en primera fila del periódico el extra, que está circulando en nuestro departamento, vemos en las calles y en las tiendas este periódico que está a la venta, no obstante este periódico es legal pues también cuenta con un derecho que es al libre comercio, lo insólito es que aun de ser un periódico legal pretende de una manera directa de vulnerar los derechos antes mencionados, puesto que la constitución política en sus numerales de los derechos fundamentales están consagrados estos derechos, por lo que me parece que la publicación de una imagen de una persona que ha sido trágicamente muerta, por razones de respeto hacia los familiares de las victimas dignidad de las mismas no deberían hacer este tipo de publicaciones.


Que para los que creemos en la dignidad humana en el respeto hacia las personas no están bien este tipo de acciones periodísticas de carácter amarillista. En este artículo quiero exponer mi opinión de lo que en su momento es una clara violación a los derechos fundamentales del respeto, la dignidad humana a la reserva familiar etc.

En este orden de ideas vemos que en Colombia aun se siguen vulnerando estos derechos que por consiguiente tenemos todos los colombianos, y la falta de garantías para que esto no suceda, pues por ser una prensa legal les permite poder hacer este tipo de particularidades sin que jurídicamente les impida hacer este tipo de publicaciones.

Considero que en Colombia nos faltan argumentos tanto constitucionales como jurídicos para que regule este tipo de presentaciones y sean más prudentes, para que no afecten la integridad humana.

En entrevista con uno de los familiares de una de las victimas que aparecieron en primera página el pasado miércoles 29 de septiembre en la prensa el extra, en la que aparecía una foto de su familiar que había sido víctima de un aparatoso accidente, y ella comentaba que no era justo que este periódico hubiera hecho eso sin la debida autorización de los familiares, que de haberle pedido permiso para la publicación de esta fotografía no lo hubiera permitido, argumentando que le estaban violando el derecho a la reserva y la integridad moral de la familia.

Para concluir con este comentario la práctica amarillista por parte de la prensa debería ser regulada y vigilada por algún ente que permita que se respeten los derechos que la carta política nos brinda para la integridad y honra de las personas.





ROGERT TORO MUÑOZ

ESAP. IV Semestre Admón. publica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada