miércoles, 6 de octubre de 2010

EL TERRITORIO - CAMPO DE ACCION

Nuestra tierra, nuestra patria, nuestra nación; el territorio despierta tantas cosas que nos creemos dueños del país, eso no es malo, al contrario, me parece excelente que nos duela lo que pasa en Colombia y con Colombia, para dar fe de lo que digo tan solo miremos lo orgullos que nos sentimos cuando nuestros deportistas hacen buenas presentaciones en el exterior, ganan medallas, levantan trofeos... pero no solo decimos que el territorio nos identifica en un país, también sucede de forma similar cuando hablamos de América, o de un país suramericano, en momentos cuando estos hacen confrontaciones deportiva con los europeos o asiáticos, o cualquier país del mundo; nosotros siempre tendemos a inclinarnos por el equipo que sentimos mas cercano, mas nuestro. Además estoy seguro que si en algún momento tuviéramos que competir con otro planeta, apoyaremos a la tierra hasta el final.
pero este sentimiento nato del territorio también se registra en el campo local, por nuestro departamento - cuando juega el atlético Huila- , por nuestro municipio - cuando un proyecto lo beneficia-, en nuestro barrio - cuando somos nosotros lo que lo representamos- e incluso en nuestra casa y más aun en nuestro cuarto y aposento. ¿ nos hemos dado cuenta de tan importancia es nuestro territorio?

Si quedan dudas al respecto, ahora observaremos el campo de acción dentro de un territorio determinado, suponiendo que nuestro municipio carece de un anillo vial y éste es de suma importancia para el desarrollo del mismo, además de los municipios circunvecinos. Por ejemplo que el anillo pasara por Neiva, Rivera, Campoalegre, Hobo y Palermo; y yo soy alcalde de Palermo, yo no podría destinas todos los recursos para la realización del proyecto, se hace necesario un esfuerzo mancomunado para la gestión de estos recursos y esi es que crea la necesidad de implantar zonas metropolitanas para que los municipios que tengan necesidades comunes puedan unirse en busca de esos objetivos.

Por último examinaremos la dicotomía habitante-territorio, complementarios e indispensables entre sí y para el estado. Sin un territorio, los habitantes no podían existir, porque si analizamos, el mundo es un territorio. Sin los habitantes, el territorio sería tan solo un campo abierto y vacio, nada más.

Ahora espero que haya quedado bien comprendido lo que yo quise exponer en esta columna, que no olvidemos que debemos valorar y cuidar el territorio en cualquier dimensión.





Andrés Felipe Valderrama pedreros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada