viernes, 15 de octubre de 2010

DERECHOS HUMANOS


DERECHOS HUMANOS


Nuestros derechos  como ciudadano solo quedan ahora en día plasmados en el papel de nuestra constitución política, pues no hemos dado a la tarea de violarlos y pasarlos por alto. Y empezando por los mandatarios que nosotros mismos elegimos para que nos representen.
Los Derechos Humanos pueden ser definidos, en un primer momento, como todos aquellos que tiene cada hombre o mujer por el hecho de serlo y formar parte de la sociedad en que vive. Otros consideran a los Derechos Humanos en permanente construcción, por ello los explica como un conjunto de facultades, libertades, inmunidades y prerrogativas que en cada momento histórico, concretan o determinan las exigencias de la dignidad, la libertad y la igualdad humana, por lo que deben ser reconocidos por la legislación nacional y los instrumentos jurídicos internacionales para su respeto y protección efectiva.  “...los Derechos Humanos son los inherentes a la naturaleza humana, sin los cuales no se puede vivir como ser humano. En su aspecto positivo, son los que reconoce la Constitución Política de los Estados.
La autoridad  debe dar el ejemplo de cumplir las leyes pero son ellos  los que empiezan dando un  mal ejemplo a toda la ciudadanía. En los últimos años se han multiplicado los comentarios, pronunciamientos, llamados y observaciones, por parte de los organismos internacionales responsables de la vigilancia de los derechos humanos, que hacen mención no sólo de los actos de gobiernos sino también de grupos no-estatales que utilizan la violencia en la persecución de sus metas políticas. Los derechos humanos son hoy mucho más que un mero ideal de la humanidad.
Los tratados internacionales son pactos entre gobiernos, tal como la misma ONU es una organización de Estados. Por lo tanto, los sujetos obligados por los pactos internacionales de derechos humanos son los Estados, no las personas ni organizaciones privadas. El derecho internacional, por su misma naturaleza, es un derecho de Estados. Desde esta perspectiva queda claro que también el derecho internacional de DD.HH. es un derecho pertinente exclusivamente a los Estados.
El deseo de un mundo más justo, más libre y más solidario ha sido una aspiración común desde que existe el ser humano pero esto verdaderamente día tras día se va diluyendo cada vez más y más, nos hemos olvidado de que con nosotros existen también más personas que tienen los mismos derechos  e igualdades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada